MUCHI FOREVER

BEAUCOUP DE JOTTERIE POUR TOUTES LES ÂGES!!!!

Mi foto
Nombre: Señorito Muchi
Ubicación: Mexico

Soy un tipejo bastante raro. Encantador pero al mismo tiempo insoportable; muy sociable o asquerosamente hermético; amoroso y también jijo de la tiznada. Estudié como todos (todos los que no son "guebones"), me "lisensié" en Relaciones Internacionales por la UNAM en 1989 cosa que me ha servido de muy poco profesionalmente, vivo sólo desde 1990, pasé nueve maravillosos meses en Inglaterra lavando platos y tendiendo camas cuando tenía 22 años. Radiero (me caga la expresión comunicador), esforzado promotor de cosas que nadie quiere oir, orgulloso padre de dos gatas de 15 años, fumador empedernido, alcoholico en rehabilitación, voyeurista exquisito, fan del soccer y todo lo que implica, narrador retirado "a la fuerza". Y muchas otras cosas más...

lunes, junio 12, 2006

Recuperando notitas musicales

Pues, intentando ya no ser tan banal en las siguientes entradas de este "bló", decidí rescatar de vetustos diskettes algunos breves articulillos que se me publicaron en los inicios del "boom" de cuanta página de internet (algunas desaparecidas, como alo.com). Bueno, comenten, critiquen, pero LEAN!!!

El Adagio de Albinoni
Por José María Álvarez

Al revisar la “Classical Top Chart”, encontraremos obras que han sido favoritas del público durante décadas. En esta lista (no inventada) aparecen en primeros lugares Cármina Burana de Orff, la Quinta sinfonía de Beethoven, el Concierto de Aranjuez de Rodrigo y varias otras. En el ámbito barroco, las obras más gustadas incluyen el Aleluya del Mesías de Handel, y piezas cortas como el Canon de Johann Pachelbel y el Adagio de Albinoni. Pero, ¿acaso sabe el público que esta última obra venerada es Apócrifa, que no es auténtica de la pluma de Albinoni? A continuación resolveremos ese misterio.

El veneciano Albinoni
Este señor, cuyo nombre completo era Tomaso Giovanni Albinoni, vivió entre 1671 y 1751; era miembro de una familia acomodada de Venecia, dedicada a la venta de papel. El caso es que Albinoni fue bien conocido en sus tiempos por sus cuarenta óperas, y especialmente por sus colecciones de Sonatas en trío. Pero su desempeño como compositor no fue similar al de sus contemporáneos que se dedicaban en cuerpo y alma a la composición de obras religiosas. Nadie sabe algo más de la vida de Albinoni, debido a que siempre prefirió vivir como “dilettante” al abrigo de la fortuna de su familia y hacer lo que más le gustaba o convenía. Aún así, los únicos datos encontrados al respecto de su vida nos indican que Albinoni fue violinista y cantante, y que su fama -aunque nebulosa en nuestra época- propició que Bach escribiera cuatro Fugas para teclado basadas en el Opus 1 de Albinoni.

Albinoni revalorizado en el siglo XX
Entonces, si Albinoni resulta ser hoy casi un fantasma, ¿cómo es que una supuesta obra suya apasiona y gusta a todos? Resulta que un compositor romano, Remo Giazotto (nacido en 1919), en sus investigaciones sobre el barroco italiano tomó en 1958 un fragmento de una Sonata en trío de Albinoni, que incluía el bajo continuo (para órgano) y sólo seis compases de una melodía conferida al primer violín. Con esos “trozos” de música, Giazotto realizó una versión interesante que cuenta con una introducción para órgano, cellos y bajos, para después exponer una de las más bellas melodías jamás escritas, pero que NO es original de Albinoni (la melodía citada líneas arriba únicamente se escucha en un solo de violín casi al concluir la obra). Así es que, si tenemos que encontrarle alguna paternidad a esta música, habría que referirnos al Adagio de Giazotto basado en Albinoni. ¿Alguien pudo imaginarlo alguna vez?

¿A qué suena el Adagio de Giazotto-Albinoni?
Al escuchar este Adagio, no nos queda más que decir que suena a todo, menos a una pieza barroca (de hecho, no lo es). Sin embargo, esta obra puede referirnos a un ambiente místico y nebuloso, igualmente sensual y religioso, suntuoso y evocativo. Para mí, el Adagio de Albinoni-Giazotto es como una escena de una película de Fellini, como el contoneo de las góndolas surcando la laguna veneciana, como un beso sincero y apasionado. A ti ¿a qué te suena este Adagio no barroco y no de Albinoni?

2 Comments:

Blogger MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

Estudié una licenciatura pero leo este post y me doy cuenta (aunque ya lo sabía digamos que solo lo reafirmo) que soy un verdadero analfabeta. U rule!!

12:43 p. m., junio 12, 2006  
Blogger miniwite said...

Precisamente hoy estaba reflexionando acerca de Adagio y he llegado a la conclusión de que es una melodia exquisita, muy intensa y como bien tu lo dices apasionada...Aun no tengo muy clara mi sentimiento hacia esta pieza.
Llegue a este blog por que estoy aun sigo buscando algo que me haga entender un poco de lo que quisieron expresar con esta pieza, hasta ahorita la encuentro como una melodia controversial por que dicen que la compuso Albinoni y por otra parte dicen que Giazotto partio de un pequeño fragmento de partitura (mas o menos es lo que tu mencionas) y otros dicen que hay un manuscrito con ambas firmas.

Por lo pronto seguire mi busqueda porque esta melodia me ha quitado el sueño. Aun sigo confundida.

12:50 a. m., agosto 08, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Blogarama - The Blog Directory Blogs México