MUCHI FOREVER

BEAUCOUP DE JOTTERIE POUR TOUTES LES ÂGES!!!!

Mi foto
Nombre: Señorito Muchi
Ubicación: Mexico

Soy un tipejo bastante raro. Encantador pero al mismo tiempo insoportable; muy sociable o asquerosamente hermético; amoroso y también jijo de la tiznada. Estudié como todos (todos los que no son "guebones"), me "lisensié" en Relaciones Internacionales por la UNAM en 1989 cosa que me ha servido de muy poco profesionalmente, vivo sólo desde 1990, pasé nueve maravillosos meses en Inglaterra lavando platos y tendiendo camas cuando tenía 22 años. Radiero (me caga la expresión comunicador), esforzado promotor de cosas que nadie quiere oir, orgulloso padre de dos gatas de 15 años, fumador empedernido, alcoholico en rehabilitación, voyeurista exquisito, fan del soccer y todo lo que implica, narrador retirado "a la fuerza". Y muchas otras cosas más...

lunes, junio 12, 2006

A una semana de mis 40 años


Plátique y plátique con varios amigos, por teléfono o en persona, o compartiendo momentos enriquecedores y algunos otros vacios con los "cuates virtuales" del internet, me han sonado varias alertas en mi cabeza poco antes de cumplir 4 décadas de vida sobre este planeta.
Una de las cuestiones que me ha intrigado más en estos días ha sido mi falta de pareja desde hace ya varios años. El primer amor de mi vida que llegó a tocar mi corazón cuando tenía yo 22 años de edad (flechazo inmediato y fulminante, y lo hermoso de aquella ocasión fue que el flechazo fue recíproco), y el segundo gran amor que me duró tres años. Desde entonces... vacío absoluto en cuanto a compartir vida y sentimientos.
¿Cuándo me habré vuelto gay? Definitivamente salí del closet con el primer beso en la boca que dí en la vida. Estaba yo en tercero de secundaria (híjoles, debe haber sido hace unos 26 años!!!). Todo ocurrió en la fiesta de despedida de la escuela, de esas en las que van mariachis, la generación saliente llora a más no poder y los que aún estamos en el proceso echamos desmadre. En la escuela donde yo estuve (Instituto Luis Vives), las celebraciones de fin de curso solían tener varios rituales. Antes que nada, había que asistir con ropa ligera y/o vieja, para que no sufriera tanto los embates del desmadre. En la agenda festiva se encontraban: 1.- palabras de maestros y directores, 2.- entrada de mariachi a cantar canciones de harto dolor (De qué manera te olvido, Las golondrinas, etc), 3.- A la salida del mariachi, se llenaba de agua una fuente que había en el patio, con todo y globos mortíferos que estaban destinados a mojar a media humanidad.
En esa despedida, la mojada fue espectacular, según recuerdo. Había un chavo de la generación saliente (es decir, de 3o. de preparatoria) con quien usualmente jugaba al futbol en la escuela (él jugaba de portero). Creo recordar que se llamaba William, o Wilhelm, algo así. Un chavo que a sus 17 años ya estaba tronadón, tenía unas piernas super atléticas, con "caireles" rubios y ojos verdes muy profundos y me daba risa pues caminaba como changuito (¿risa? siiiii, claaaaro). Siempre llevaba playeras y jeans ajustados (recuerden, iniciaban los ochentas) y tenis Adidas (los famosos y codiciados Universal).
Bueno, la cuestión es que en aquella celebración, mis compañeros me tomaron de piernas y brazos, me levantaron y llevaron a la fuente para que terminara ahogado hasta el occipucio. La fuente ya estaba más llena de lodo que de agua y ahí estaba yo, chapoteando para tratar de salir. En un momento fugaz, como escena de película de Brooke Shields o romántico clip (más contemporáneo) de Rebelde, sentí que una mano me tomaba de la playera y comenzaba a sacarme de la fuente. Era el güerito ojiverde que me estaba rescatando y que ya estaba empapado casi igual que yo (sólo que ese día no llevaba jeans, sino unos shorts Adidas color verde botella). Cuando me sacó al ras de la fuente me preguntó como jadeando "¿Estás bien?", y yo sólo pude mover la cabeza afirmativamente, sintiendo que él estaba demasiado cerca de mi cara. Yo recuerdo haber aspirado su olor, entre sudoroso, perfumado y lodoso y observar como se marcaban sus piernas grandotas y bien formadas en cuclillas. ¡Ay! ¡Qué cosa! Cuando repentinamente se me quedó viendo fijamente a los ojos y así, con la cara llena de lodo, me plantó mi primer beso en la boca, con lengua y todo. Sinceramente yo no sabía de que se trataba el beso y no sabía por que lo había recibido. Pero sentí que duró siglos. Una vez que quitó sus labios de los míos y me dejó un ligero hilito de saliva en mis labios, terminó por sacarme de la fuente, me sonrió y se echó a correr.
A la salida de la escuela recuerdo haberlo visto con sus cuates, así, super bugota, y sólo me vio a lo lejos, movió su mano en señal de despedida y jamás lo volví a ver.
Bueno, quizá ahí me descloseté. Pero, antes, ¿qué sentía viendo la tele? Justamente el viernes por la madrugada tuve una inmensa regresión al ver un canal de tv donde pasan puros programas "retro". Apareció en pantalla Patrulla Motorizada, cuyo invitado era un cantantillo bastante gris que levantaba suspiros en las niñas en los 70s (mi hermana tenía todas las fotos del fulanito). Se llama Leif Garrett. Y ahí recordé que ese niño fue uno de los primeros hombres que me gustó en la vida. Aquí les comparto una foto de él (no se rían, por favor) y si ven sus tenis podrán darse cuenta de dónde empezó mi fascinación por los Nike modelo Cortez.
Bueno, debo ir al dentista. Luego les sigo platicando.

4 Comments:

Blogger MEMOIRS DE UNA PINCHE TRASHY said...

O sea que Leif Garrett fue el primero de lo que después sería toda una sección amarilla?? Jajaja Chema eres lo máximo en verdad.

12:24 p.m., junio 12, 2006  
Blogger RayOfLight said...

Espero que el próximo 19 sea increíble amigo.

5:15 p.m., junio 13, 2006  
Blogger Señorito Muchi said...

Gracias rayoflight... pero estoy intrigado, no se quien eres... Podrias decirme?

3:13 p.m., junio 14, 2006  
Blogger herr Boigen said...

Felicidades adelantadas, amiga mía, ojalá pudiera irme contigo a festejar.

kisses and hugs,
A.

11:24 a.m., junio 15, 2006  

Publicar un comentario

<< Home

Blogarama - The Blog Directory Blogs México